BUSCADOR
Columnas de Opinión
Los niños también luchan y se hacen presente en marcha por la educación
Fuente:
Fecha: 15 de mayo de 2015
Desde que se instaló en el sentido común de las grandes mayorías la demanda por un sistema educativo de nuevo tipo, gratuito y sin lucro, de excelencia y bajo control comunitario, han ido en aumento múltiples formas de protesta no tradicional, generando diversas acciones de contestación.

por Viviana Bernales, Jardin 4 de Mayo MPL

Viviana Bernales - Jardin 4 de Mayo MPL
Esta última marcha convocada por el movimiento social por la educación no fue la excepción. Al comienzo de la jornada detrás de la fuerza policial agolpada en Alameda controlando a jóvenes y familias que iban llegando, un grupo de niños y niñas del Jardín Comunitario y Autogestionario 4 de mayo del MPL del Barrio Franklin acompañados de sus educadoras comenzaban una interesante acción-intervención.

Se instalaron en la mitad de la calle para realizar sus trabajos cotidianos  e iniciar una jornada de formación a cielo abierto. Tomaron la calle como un espacio público recuperado a través de acciones educativas que consideran los intereses y la participación de los mismos niños y niñas y sus familias en la lucha, siendo expresión de descontento por el modelo educativo actual, en especial en la educación de párvulo, uno de los niveles mas privatizados del sistema y omitidos del debate nacional.

El espacio generó gratas reacciones entre los manifestantes (de mayor edad) registrando el momento con fotografías y grabaciones quienes opinaban “hacen falta acciones de este tipo, en donde se manifiesten los niños” “deberían haber más acciones así, que más niños y niñas se unan a las protestas” “los profesores tienen que atreverse a movilizarse junto a sus estudiantes hasta los más pequeños”. El otro lado de la moneda reflejó reacciones desde carabineros sorprendidos sin saber qué hacer, observaban y comentaban lo que estaba sucediendo hasta acercarse con desconfianza y sorpresa hasta los niños y pedir que se retiraran. Luego de pintar algunos carteles con rodillos y brochas, esta improvisada sala de trabajo avanzó junto a la marcha para reubicarse en otro espacio y seguir manifestándose.
 
Es importante evidenciar que este tipo de experiencias van abriendo un nuevo camino reflexivo sobre los espacios de lucha  que compartimos con diferentes generaciones, respetando formas y ritmos de manifestarse, en el caso de niños y niñas, es imprescindible combatir el adultocentrismo, concepto que expresa la centralización del poder y legitimación de pensamientos y producciones adultas por sobre las de niños, niñas y jóvenes. Debemos comenzar a pensar y crear espacios junto a los niños en donde participen, opinen y se manifiesten en relación a problemáticas que a todos nos afectan.
 
Niños y niñas tienen voz, tienen opinión y tienen derechos, las y los que creemos en un cambio no podemos ignorar estas voces, sólo porque suenan mas bajito, o por ser diferentes. Respeto por la lucha, no de nuestras futuras generaciones, si no de las presentes, que imprimen de rebeldía colorida la gran batalla por otra educación.




Opinión
Luis Cortés Olivares
Edmundo Crespo Pisano
Campañas
Colaboración
Organismos que nos Apoyan