BUSCADOR
Niñez en los Medios - Internacional otros países
Así es como indirectamente estás financiando la esclavitud infantil
Fecha: 01 de octubre de 2015
Slavery Footprint (Huella de esclavitud) es un sitio en internet que hace la sencilla pregunta: “¿Cuántos esclavos trabajan para ti?” Pareciera que la respuesta debería ser cero —después de todo, ningún lector de este artículo es dueño de otro ser humano (espero)—. Pero debido a la enorme red de cadenas de suministro que conforman nuestro creciente mercado global, resulta que es una pregunta muy difícil de contestar.

Niños forzados a trabajar en las minas de mica en la India. - Imagen tomada de Made In a Free World

Por ejemplo, consideremos las cosas brillantes, como la pintura de tu auto. Una forma común de hacer que algo brille es agregándole un mineral llamado mica, explica Justin Dillon de Made In a Free World (Hecho En un Mundo Libre), una organización dedicada a la difusión de las cadenas de suministro que son transparentes y humanas. “En cualquier lugar del mundo, entre 50 y 60 por ciento de la mica”, me dijo Dillon, “viene de una región de la India donde niños se tienen que meter en los pequeños hoyos de las minas y la extraen utilizando herramientas prehistóricas. Salen con la cara toda brillosa”.

Dillon no estaba bromeando. El año pasado se reveló que al menos 12 empresas multinacionales habían estado comprando mica que había sido extraída por niños. Y rápidamente se supo que esos niños no estaban precisamente trabajando en esas minas porque buscaban una alternativa a un trabajo. “Es doloroso de ver. Ahora miro de manera diferente todas las cosas que brillan”, dice Dillon.

Dillon explica que la esclavitud moderna es “pobreza extrema sin fondo”. Esto significa que una persona es obligada a trabajar en condiciones terribles y no tienen el privilegio de dejar de hacerlo. “En cualquier lugar donde no se tiene la estructura alrededor de una persona para protegerla y mantener un nivel básico de justicia”, dice, “se dan las condiciones para que se conviertan en víctimas de la esclavitud”. Según los datos de Made in a Free World, más de 29 millones de personas podrían considerarse “esclavos” de acuerdo con esa definición.

Afortunadamente, hay algunas cosas que las personas pueden hacer para combatir esta nueva versión de la esclavitud. En específico, pueden ayudar a cambiar las actitudes que hacen que la gente sea cómplice del el uso del trabajo forzado en las cadenas de suministro de los productos que utilizan. Made in a Free World tiene como objetivo crear conciencia sobre el trabajo forzado en las cadenas de suministro, no sólo entre los consumidores, sino también entre las grandes corporaciones que tienen el poder de alterar las decisiones de compra a gran escala. Si suficientes corporaciones (masivas) comienzan a comprar a proveedores que hacen cumplir las prácticas laborales justas, tal vez la gente se pueda sentir un poco menos mal por comprar cosas, sabiendo que lo que compran lo fabrican de manera responsable.

VICE: En resumen, ¿cuál es la misión de Made in a Free World?
Justin Dillon: Estamos tratando de usar el poder de los mercados libres para liberar a las personas. Esa es nuestra frase linda [risas]. Hacemos esto de dos maneras: a través de nuestra marca, que es una afiliación de los consumidores y las empresas, que ayuda a la gente a inspeccionar de manera inteligente sus propios hábitos de compra y luego a aprovechar su poder adquisitivo. Eso va para ti y para mí, y la forma en que compramos cosas, al igual que para las grandes empresas multinacionales. Nuestra creencia es que la forma de acabar con la esclavitud es terminar con el negocio de la esclavitud. Aún no hemos visto cómo lograr esto. Nos hemos dado cuenta de que tenemos que hacerlo con los consumidores y los gobiernos, y ahora estamos trabajando con las empresas para que utilicen su poder de mercado para hacer ruido.

¿Cuándo abriste el sitio Slavery Footprint?
Su cuarto aniversario es el martes. Lanzamos el sitio en el aniversario número 149 de la Proclamación de Emancipación con la expectativa de que íbamos a tener 150,000 usuarios. Hemos visto más de 24 millones de usuarios de todos los países. En realidad se basaba en una simple pregunta:’¿Sabes cuántos esclavos trabajan para ti?’ Somos muy cuidadosos de que la pregunta sea una afirmación y no una suposición.

Una cosa que es muy interesante sobre el sitio es que pone en primer plano el hecho de que la esclavitud moderna está muy ligada a las cadenas de suministro que han surgido como un efecto colateral de la globalización. 

Es comprensible que la gente no piense en ello. En Estados Unidos tenemos esta idea de que la esclavitud es sólo la esclavitud que existía antes de la Guerra Civil. Para nosotros, la esclavitud es pobreza extrema sin fondo. De por si ya es muy difícil que uno mismo salga de la pobreza, muchas víctimas de la esclavitud son individuos y grupos que están en niveles extremadamente altos de vulnerabilidad debido a sus situaciones económicas o estatales, como los migrantes apátridas. En cualquier lugar donde no se tiene la estructura al rededor de una persona para protegerla y mantener un nivel básico de justicia, se dan las condiciones para que se conviertan en víctimas de la esclavitud.

¿Hay empresas que son cómplices de la esclavitud de manera intencional?
Tenemos la vista puesta en eso, y no hemos visto que las empresas lo hagan. La razón por la que empezamos a hacer todo esto con los consumidores es para decir: ‘Todos formamos parte de esto’. Si los consumidores están dispuestos a hacer frente a su propia “huella de esclavitud”, entonces la pregunta es la siguiente: ¿Las compañías también están dispuestas a hacerlo?

Hemos construido las herramientas no sólo para tener una respuesta a eso, sino también para saber qué hacer con esta respuesta, y hemos construido una organización y una marca que le dice a las empresas que deberían ser reconocidas por lo que hacen en el mercado. Para mí, así es como cambiamos el mundo. No cambiamos el mundo fingiendo ser perfectos. Cambiamos el mundo haciendo cosas buenas constantemente. Es absolutamente imposible que una empresa sea perfecta. Pero es posible que una empresa proteja a la gente en su cadena de suministro.

Parece que un montón de grandes corporaciones ignoran lo que realmente está pasando en sus cadenas de suministro e incluso si lo hacen de manera intencional, parece ser más por codicia que por que sean malas en sí.

Creo que por eso nuestro movimiento también intenta hacer que se considere como algo muy fuera de onda ignorar esto como consumidor o negocio. Es absolutamente patético. Especialmente teniendo en cuenta que en realidad tenemos las herramientas para empezar a hacer algo. Eso, para mí, lo hace aún más patético. En muchos sentidos, como una organización hemos decidido trabajar no sólo en el problema, sino en todo el contexto. Hagamos que sea imposible ignorar esto. Nuestro objetivo durante los próximos 15 años es construir una red robusta entre consumidor y empresa donde nuestras compras y nuestros valores se puedan conectar. A medida que nuestro dinero pasa del consumidor a la marca y luego al fabricante y a todos los que participan en el proceso, nuestros valores deben estar presentes. Todo se trata de hacer compras con información sobre el proceso.

Creo que muchos consumidores e individuos piensan: “Bueno, este problema es tan grande que yo solo no puedo hacer nada para solucionarlo, por lo que bien podría ser cómplice y mirar hacia otro lado”.
También queremos asegurarnos de que esa forma de penar se considere patética. Creemos que ser consciente es decir: ‘Voy a comprar lo que pueda’. Ya hemos logrado que 40 empresas, más o menos, que aunque son pequeñas hacen esos compromisos. Algunas de estas marcas van a convertirse en el próximo Gap, el siguiente Whole Foods. Están construyendo sus redes de proveedores con esos valores. Se va a convertir en algo normal. Hay grandes empresas que están tratando de adaptar lo que ya tienen. La producción consciente y ética, a gran o pequeña escala, merece atención.

¿Cuáles son algunas de las empresas que lo hacen a gran escala?
Estamos trabajando con un montón de grandes empresas en este momento, pero no estamos autorizados a hablar de ellas. Estas empresas tienen miedo de hablar de lo que están haciendo al respecto porque tienen miedo de que esto se vaya a usar en su contra. Esta idea de que todo tiene que ser perfecto antes de que reconozcan que están haciendo algo es ridícula. Esto se tiene que cambiar. Tendemos a responder de manera catártica a este tema y no con imaginación o innovación. Conforme las empresas grandes empiecen a salir y decir: ‘Esto es lo que estamos haciendo, así es cómo estamos arreglando las cosas’, nosotros estaremos junto a éstas y vamos a decir que lo que están haciendo está bien. Cualquier gran empresa que colabora con nosotros, nunca acaba con las mejoras. No se puede revisar sólo una vez y decir: ‘¡Está bien!’. Éstos son los esfuerzos de vigilancia que hacemos.

¿Específicamente los productos baratos son los que implican un “costo humano”?
Sin duda hay mayor probabilidad de que así sea con los productos baratos, pero también hay una probabilidad para los bienes de lujo. El hecho de que sean caros, no significa que estén exentos. Yo diría que incluso algunos productos que dicen ser “éticos” no lo son. ‘Ético’ es una palabra que implica muchas cosas.

Tiene una definición muy flexible.
No me encanta, pero es un empujón en la dirección correcta. Sólo que tenemos que ir más allá. El riesgo de las prácticas laborales injustas detrás de nuestros productos no sólo existe en un taller en Bangladesh. También puede haber riesgo en un campo en Uzbekistán o en una plantación de palma en Malasia. Las cosas que vienen de allí terminan en nuestras pastas de dientes, en nuestra ropa y en nuestros aparatos electrónicos. ¿No son esas personas en los campos tan importantes como los que están en las fábricas? Podemos llegar a ellos a través de nuestras redes y nuestras compras.

Creo que es un riesgo el que las palabras como “ético” y “consciente” se estén comenzando a utilizar mucho en el marketing.
Creo que vamos a ver gente preguntándose: ‘¿Qué significan estas palabras? Me gustan esas palabras, pero lo que realmente me gusta es cuando se puede ver exactamente lo que quieren decir. No es ‘consciente’ porque pertenece a una categoría, es “consciente” porque una empresa tiene información sobre su cadena de suministro, y están requiriendo ciertas cosas a todos sus proveedores, y puedes saber y darle seguimiento a todo.

¿Existen algún tipo de medidas inmediatas que la gente puede tomar para dejar de comprar productos que provienen de cadenas de suministro que no están bien regulados?
Pueden comprar a empresas que ya trabajan con nosotros. Tenemos una lista de estas empresas en nuestro sitio. Tenemos granola, calcetines, ropa interior, ropa de moda, lentes de sol, mochilas, zapatos, collares, bicicletas. Son cosas que no compras todos los días, pero la próxima vez que compres zapatos o lentes de sol, tienes opciones ahí. La forma de aumentar estas opciones es mostrar que los consumidores compran a empresas que comparten sus valores. Realmente pensamos que esta batalla se va a ganar en la caja registradora.

¿Existen alguna cadena de suministro de algún producto que te sorprenda?
Todo lo que brilla. Pintura automotriz, tarjetas holográficas, esmalte de uñas, cosméticos, diamantina, todo proviene de un mineral llamado mica. En cualquier lugar entre 50 y 60 por ciento de la mica del mundo viene de una región de la India donde niños se tienen que meter en pequeños hoyos de minas y extraerla utilizando herramientas prehistóricas. India dice que esas minas han estado cerradas durante dos décadas. Pero nuestro equipo de filmación vio algo diferente. Vivimos en un mundo donde los niños trabajan, pero existe una diferencia entre un niño que trabaja porque quiere y tienen la opción de, y un niño que se es obligado a trabajar. Es doloroso ver esto. Ahora mira de manera diferente todo lo que brilla.





Artículos Relacionados
29 de enero de 2016
Una investigación de la BBC reveló que niños de hasta 10 años trabajan en una plantación de té que ...
20 de enero de 2016
Mala Bryan convirtió su hobby en un aporte para las niñas afrocaribeñas de su ciudad natal. ...
11 de enero de 2016
La aviación rusa disparó contra el centro educacional ubicado en una localidad siria rebelde en la provincia ...
13 de octubre de 2015
Con el objetivo de desmantelar las bandas, más de 500 agentes inspeccionaron hoteles, casinos, áreas de desc ...
02 de octubre de 2015
Más de 500 niños han muerto desde el inicio del conflicto en Yemen y 1,7 millones están expuestos a la maln ...
25 de agosto de 2015
La policía alemana especializada en delitos con motivación política investiga a dos jóvenes por atacar a u ...
07 de agosto de 2015
Alzain Tareq no es más que una niña de 10 años de Baréin, pero este viernes fue el centro de atenc ...
05 de agosto de 2015
La Unión Estadounidense de Libertades Civiles presentó una demanda en nombre del menor y de otra niña que f ...
Opinión
Luis Cortés Olivares
Luis Cortés Olivares
Campañas
Colaboración
Organismos que nos Apoyan