BUSCADOR
Niñez en los Medios - Internacional otros países
La historia del "niño milagro" de Afganistán
Fecha: 24 de abril de 2014
Abuzar Ahmad estuvo cuatro días en coma, tras un ataque talibán en el que murió toda su familia. Ahora, se recupera en Kabul.

Abuzar Ahmad se recupera en un hospital de la capital afgana (Foto: AFP)
EN la víspera del año nuevo en el calendario persa (el 20 de marzo pasado), unos insurgentes entraron en el hotel Serena a las nueve de la noche y comenzaron a disparar a las personas que comían en el restaurante del hotel, sin discriminaciones de sexo, edad o nacionalidad. Así, ejecutaron a nueve personas de un tiro en la cabeza, entre las que estaban el periodista afgano de la agencia France Presse (AFP) Sardar y su esposa Humaira Ahmad junto a su hija Nilofar de seis años y su hijo Omar, de cuatro. El más pequeño de la familia, Abuzar Ahmad, de dos años, recibió cuatro tiros: uno en la cabeza, en el hombro y dos en la pierna. Sin embargo, logró sobrevivir.

Producto del ataque, reivindicado por los talibanes, el niño estuvo cuatro días en coma y todos pensaban que moriría. Sin embargo, la semana pasada fue dado de alta en el hospital Emergency de Kabul donde se encontraba. “El niño cree que su hermano lo hirió en la pierna”, dijo -según cita al diario El Mundo- el tío Shah Muhammad Rais, hermano mayor de Sardar y protagonista de la famosa novela El librero de Kabul. “No sabe que sus padres y hermanos murieron”, añadió y señaló que, aunque parezca mentira, Abuzar no entiende qué pasó con su familia.

El diario The New York Times señaló que Humaira suplicó a los terroristas que la mataran a ella y no a sus hijos, pero los insurgentes dispararon primero a los niños, y después a ella. Rais cree que posiblemente así ocurrió, porque Abuzar no tiene ningún recuerdo del ataque. El tío también deduce que el niño estaba en los brazos de su madre en el momento que los terroristas dispararon, y que ésta se encontraba de pie, porque la bala rozó la cabeza del niño. “Si Abuzar hubiera estado sentado, los insurgentes le habrían disparado desde arriba”, señaló.

El niño todavía no puede caminar, ya que tiene una pierna con yeso. Ahora que está de alta, no se permite que le tomen fotos y se restringió el ingreso de periodistas a su pieza. Hasta ahora sólo le han dicho que sus padres y hermanos están de viaje.

Su primo Turaj -hijo de Rais- será el encargado de cuidar a Abuzar una vez que se recupere. El joven tiene 24 años, está casado y su esposa espera gemelos en dos meses. Se prevé que la pareja con el niño se vayan a vivir a Canadá, según indicó Rais. En ese país vive otro tío del niño, Mirzad, quien señaló al diario local The Globe and Mail que ya están en conversaciones con el gobierno canadiense para que autorice que Abuzar pueda vivir en el país. Por su parte, la agencia AFP anunció -según el diario Daily Mail- que creará un fondo permanente para ayudar a Abuzar a “construir una nueva vida”.





Artículos Relacionados
29 de enero de 2016
Una investigación de la BBC reveló que niños de hasta 10 años trabajan en una plantación de té que ...
20 de enero de 2016
Mala Bryan convirtió su hobby en un aporte para las niñas afrocaribeñas de su ciudad natal. ...
11 de enero de 2016
La aviación rusa disparó contra el centro educacional ubicado en una localidad siria rebelde en la provincia ...
13 de octubre de 2015
Con el objetivo de desmantelar las bandas, más de 500 agentes inspeccionaron hoteles, casinos, áreas de desc ...
02 de octubre de 2015
Más de 500 niños han muerto desde el inicio del conflicto en Yemen y 1,7 millones están expuestos a la maln ...
01 de octubre de 2015
Slavery Footprint (Huella de esclavitud) es un sitio en internet que hace la sencilla pregunta: “¿Cuántos ...
25 de agosto de 2015
La policía alemana especializada en delitos con motivación política investiga a dos jóvenes por atacar a u ...
07 de agosto de 2015
Alzain Tareq no es más que una niña de 10 años de Baréin, pero este viernes fue el centro de atenc ...
Opinión
Luis Cortés Olivares
Luis Cortés Olivares
Campañas
Colaboración
Organismos que nos Apoyan