BUSCADOR
Niñez en los Medios - Derechos y Justicia
Infancia en Ñuble. La otra cara de nuestros niños
Fecha: 18 de agosto de 2014
Llega agosto y el mes del niño se hace presente en el inconsciente colectivo. Para donde nos volteamos, somos testigos de la avalancha de regalos y entretención que se preparan para los reyes de la casa… pero detrás de esa imagen, hay una menos colorida y alegre, la de los menores que viven la otra infancia, esa donde prima la violencia, la negligencia y la desafección…

(Foto: Nos Magazine)
En plena campaña presidencial, la actual mandataria Michelle Bachelet hizo importantes anuncios para fortalecer la infancia de nuestro país y, por ende, la familia chilena, como principal educadora de sus hijos. De hecho, en su programa de gobierno se habla mucho sobre la importancia que tiene la primera infancia en el desarrollo psicosocial de los niños, los que más tarde serán adultos llevando consigo las secuelas emocionales de esa etapa que debería ser la más maravillosa.

Derechos del niño en Chile

Cabe mencionar que Chile firmó y suscribió la Convención sobre los Derechos de los Niños en enero de 1990, promulgándose como Ley en septiembre de 1990, para entrar en vigencia desde entonces. 

Entre los derechos que todo adulto debe tener en cuenta están:

1. Derecho al respeto, no importa la religión, color de piel, condición física o el lugar donde vive.
2. Derecho a recibir un nombre y apellidos que lo distingan de los demás niños y niñas.
3. Derecho a vivir con su familia o en un ambiente familiar.
4. Derecho a recibir educación y tener las cosas que requiere para estudiar.
5. Derecho a descansar, jugar y divertirse en un ambiente sano y feliz.
6. Derecho a la salud y a recibir atención médica.
7. Derecho a decir lo que piensa y lo que siente.
8. Derecho a reunirse o formar grupos con otros niños y niñas, para conversar, expresarse o, simplemente, pasarlo bien.
9. Derecho a ser protegido. Nadie debe maltratarlo, herir sus sentimientos, tocar sus partes íntimas o pedir que él se las toque a otras personas.
10. Derecho a no ser explotado en trabajos que lo dañen o impidan que crezca como los demás niños o niñas. Tampoco se le debe utilizar para cometer delitos.

Convivencia Familiar

Claramente, el cumplimiento de estos derechos supone que la familia representa un entorno positivo para el desarrollo de los niños y niñas; por eso la Convención sobre los Derechos del Niño (1990) establece para los padres un conjunto de responsabilidades para proteger el desarrollo de sus hijos y obliga al Estado a tomar medidas para apoyar a los padres en su tarea de orientación, promoción del desarrollo y cuidado de los niños y niñas. 

Por lo mismo han surgido las Oficinas de Protección de Derechos (OPD), que operan en los municipios, a partir de la última década, como una nueva forma de enfrentar, desde la comunidad local, la protección de los derechos de la infancia y vemos cómo ha crecido la incidencia de instituciones como la Protectora de la Infancia, la que cuenta, actualmente, con 54 programas, sociales y educacionales, en siete regiones del país, donde atiende a más de 8.500 niñas, niños y jóvenes, entre 0 y 18 años, sus familias y comunidades.

Es el caso de el Programa de Prevención Focalizada PPF “Viviendo en Familia Chillán-Coihueco”, que trabaja con 120 niños y sus familias, para el apoyo a los padres, madres y otras figuras parentales, desarrollando y fortaleciendo sus recursos y competencias, con la finalidad de lograr el ejercicio de una parentalidad positiva y bien tratante, previniendo situaciones de vulneración al interior de las familias.

1.-Familias chillanejas

Karen Alarcón, trabajadora social, nos cuenta que hoy en día, el deterioro familiar se produce tanto en el mundo urbano como rural de Ñuble. Por su experiencia, se ha encontrado con muchas familias donde se hacen presentes muchos factores de riesgo que atentan contra una infancia normal en los niños.

Uno de los temas que se observa es el trabajo infantil, “se presenta de igual manera entre la población urbana y rural, y se da, generalmente, en la época de verano, donde los niños van a trabajar como temporeros o vendedores, a partir de los 10 años de edad. Es una práctica habitual, que aún cuando vaya en contra de los derechos del niño, se permite en muchas familias por un tema de carencia económica, deprivación sociocultural, evasión a la violencia, etc.”, asegura.

Para Candice Muñoz, trabajadora social, educadora de párvulos y mediadora familiar, el tema no debería darse, pero en familias de más escasos recursos es entendible. De todas formas, nos aclara que la idea es verlo de una óptica más positiva, “el trabajo en sí no es malo, ya que en muchos de los casos son trabajos temporales. Lo importante es no transgredir los derechos de los niños, y salvaguardar su seguridad y tranquilidad, ya que de esta forma puede serle útil como una preparación de vida”, nos indica.

De 40 casos que trabaja en Chillán, el trabajo infantil se presenta en un 2% (en general en tiempo de vacaciones).

Según Unicef Chile:

Trabajo infantil entre los 5 y 14 años
Niños: 3,1%
Niñas: 1, 7%

Trabajo infantil entre los 15 a 17 años
Niños: 7,1%
Niñas: 2,6%

2.-Nadie enseña a ser papás

El maltrato y la negligencia paterna es quizá el principal tema del que se desprenden muchos otros factores que atentan contra una infancia normal y segura.

Karen Alarcón nos asegura que “la violencia, al darse de muchas maneras, pasa a ser el común denominador de muchos de los casos que se trabajan con las familias chillanejas. Muchas veces, las madres crían solas a sus hijos y esto trae, como consecuencia, que se sientan sobrepasadas, y al no contar con pautas de crianza surge la violencia y la mala comunicación”, argumenta.

Candice Muñoz complementa lo anterior afirmando que “lamentablemente en Chile existe una cultura del manejo conductual basada en la agresión física y emocional, lo que desarrolla en los niños baja autoestima, rebeldía, el no sentirse amado, carencia de autonomía y valores, entre otras consecuencias”, puntualiza.

Más del 90% de las familias presentan maltrato infantil de algún tipo. 
71% de los niños sufre algún tipo de violencia
51% de esa violencia es física

“Las historias del maltrato son cíclicas, lo que puede ocasionar graves secuelas emocionales en los menores, llegando incluso al suicidio, y también se ve en un amplio porcentaje el hecho de que las enfermedades mentales (depresión o esquizofrenia) han tomado un lugar preponderante en las familias”, indica Muñoz.

Tipos de violencia infantil

Física grave: 25,9%
Física leve: 27,9%
Psicológica: 21,4%
No hay violencia: 24,7%

3.-Alcoholismo, drogas y abusos

Dentro de las características con que se presenta en las familias chillanejas, Candice Muñoz manifiesta que “la falta de afecto y cercanía es clave para ocasionar alienación y evasión, esto lleva de la mano lo que es el alcoholismo y las drogas, tanto en los padres como en los menores. Además un factor que acentúa este panorama se da también por la separación de los padres y la integración de nuevas figuras que se incorporan a las familias en lugar del padre o la madre, lo que da pie para la gran cantidad de abusos sexuales que ocurren en situaciones como esta.

Consumo en menores
Marihuana: 15,7%
Pasta base: 2,5%
Cocaína: 2,9%
2013: 51 suicidios de los cuales 3 de ellos eran adolescentes (10 a 19 años)

Cabe señalar que un abuso sexual genera, en un menor, un total cambio de estructura mental, que tendrá sus mayores consecuencias en la etapa de adultez, reiterando el abuso, limitando el ejercicio natural y sano de su sexualidad o desarrollando cualquier otra forma que atente contra el normal desarrollo de una vida mental equilibrada.

De hecho, recientemente, el Servicio Nacional de Menores manifestó que en Chile 3 de cada 4 niños son maltratados y de los 4 mil casos de abuso infantil que recibe SENAME, más de un 80% corresponde a abusos sexuales. En Ñuble un menor es abusado cada dos días, contabilizando, en el último mes (julio), la detención de 13 personas como presuntos responsables de dichos vejámenes.

El 42,1% de los niños ingresados a SENAME es por ser víctima de abuso sexual.

El abuso sexual es principalmente intrafamiliar (84,7%)

Evidentemente, todas las temáticas expuestas son fuertes y evidencian que algo está pasando en las familias chillanejas y chilenas, algo que no permite que nuestros niños crezcan y se desarrollen en un clima de armonía y amor para lograr disfrutar la etapa tan maravillosa de la niñez.

Esto es parte de ese lado B y nosotros, como padres, debemos tomar cartas en el asunto y volcarnos en hacer de nuestros hogares, nidos seguros en los cuales nuestros hijos vivan en felicidad, para que sean, el día de mañana, mujeres y hombres plenos.





Artículos Relacionados
26 de mayo de 2018
La vocera de la Cones, se refirió al contexto actual de las tomas feministas y anunció que adherirán a ...
07 de noviembre de 2016
Los investigadores apuntan al nulo avance de los proyectos de ley ingresados en 2015, que creaban un Sist ...
22 de abril de 2016
Marcela Labraña presentó su renuncia a la dirección del Sename tras fuertes cuestionamientos por la mu ...
24 de enero de 2016
"Nos parece inaceptable que se limite por esta vía una discusión amplia, a fondo, seria y con contenidos", s ...
20 de enero de 2016
El presidente del Senado, Patricio Walker y la senadora Carolina Goic, reiteraron la necesidad de agiliza ...
01 de diciembre de 2015
Con la idea de implementar a nivel nacional una "red de defensoría de la infancia", el Servicio Nacional ...
23 de octubre de 2015
Para hacerse cargo de la deuda histórica de Chile con la población de niños, niñas y adolescentes del paí ...
28 de septiembre de 2015
La futura Ley de garantía señala que la familia tendrá un rol fundamental en el cuidado y educación de los ...
Opinión
Luis Cortés Olivares
Luis Cortés Olivares
Campañas
Colaboración
Organismos que nos Apoyan