BUSCADOR
Noticias - Educación
Cerrando la brecha de infraestructura escolar tras el terremoto de Huara en el norte de Chile
Fecha: 25 de octubre de 2016
Más de 1.100 huarinos, entre estudiantes, familiares y funcionarios de la educación, fueron beneficiados por inversión en infraestructura para las escuelas de la comuna.
Estos proyectos reafirman que la educación de calidad debe ser una aspiración incluso aún mayor tras un desastre.

Huara es una municipalidad ubicada entre las serranías andinas y la costa del Pacífico del norte de Chile, en la región de Tarapacá. Conformada por 28 pueblos y 6 caseríos en medio de una geografía accidentada, los huarinos viven mayormente de la agricultura familiar en oasis escondidos entre las quebradas. En estas soledades las escuelas juegan un rol medular en el tejido social, estructura que se debilitó tras el terremoto ocurrido el 1 de abril de 2014 que afectó al norte de Chile y el sur del Perú.
 
El sismo dañó la infraestructura de los establecimientos públicos, los que ya contaban con cierto deterioro causado por otros movimientos telúricos de reciente data, muy comunes en esta región del mundo. Ante la evidente necesidad de la comunidad, la Municipalidad de Huara, el Ministerio de Educación de Chile y la UNESCO unieron esfuerzos y diseñaron un plan de intervenciones entre 2015 y 2016 que incluye la mantención, ampliación y mejora de habitabilidad para las 12 escuelas públicas de la comuna que cubren un universo de 405 estudiantes por un monto total de inversión de 275 millones de pesos chilenos (US$ 416.000 aproximadamente).
 
Para desarrollar los cambios, las comunidades que se beneficiarían de esta inversión pública ayudaron a la detección de las necesidades inmediatas. No sólo se mejoraron las escuelas más importantes, rediseñando los espacios, renovando la infraestructura y materiales de trabajo, sino también las escuelas más pequeñas, rurales, e incluso las unidocentes, poniendo también énfasis en la autonomía energética de los establecimientos educativos más apartados que no contaban con electricidad.
 
Jorge Sequeira, director de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe resalta la importancia de esta tarea realizada junto al gobierno local y nacional: “Gracias a las intervenciones realizadas no solamente se avanza en la mitigación de las necesidades pendientes de las comunidades escolares respecto a infraestruc­tura. Con estos proyectos también avanzamos en la valoración de la educación pública como un bastión de apoyo y de oportunidades para todas las personas, como un lugar donde nos juntamos en las alegrías y en las dificultades, al que se puede acudir en caso de desastre y desde donde la comunidad se reconstruye y se hace más fuerte”.
 




Artículos Relacionados
13 de abril de 2018
En Chile la educación de la primera infancia se ha transformado en una prioridad. Y para seguir avanzand ...
15 de noviembre de 2017
Chile, Colombia, México, Perú y República Dominicana participaron en estudio sobre el tema junto a otr ...
22 de septiembre de 2017
Se trata de las escuelas rurales Las Dunas de Pangue y José Campos Menchaca de Sara de Lebu, perten ...
21 de septiembre de 2017
En cuanto a América Latina y el Caribe, 1 de cada 3 niños y adolescentes de la región no puede leer de mane ...
10 de agosto de 2017
Las ocho agrupaciones laborales manifestaron su desacuerdo con el proyecto de ley de Nueva Educación Pú ...
09 de agosto de 2017
El tribunal ordenó el arresto del alcalde de Copiapó, Marcos López Rivera,  tras el incumplimient ...
04 de agosto de 2017
Expertos en evaluación educativa de 17 de los 19 países que participarán en el cuarto Estudio Regional ...
30 de marzo de 2017
Se extiende el plazo para responder la consulta digital sobre bases curriculares para 3º y 4º medio que ...
Opinión
Francis Valverde M.
Luis Cortés Olivares
Campañas
Colaboración
Organismos que nos Apoyan